• La cortesía a la colombiana es de muy nobles pero curiosos modales, a cualquier persona se le llama doctor, se utilizan de forma exagerada los diminutivos y se dice “que pena” por todo y para todo.

SERIES RELACIONADAS