• Todo colombiano produce una serie de estímulos y para confirmar que se trata de uno de los nuestros tal vez haga falta un poco de atención para observarlo, olerlo, sentirlo, escucharlo y si es preciso saborearlo.

SERIES RELACIONADAS