• Es el día perfecto para ir de picnic, el sol brilla y todos abren sus ventanas. Lola y sus pollitos se instalan en el parque, pero cuando comienzan a comer caen del cielo gruesos goterones. Por fortuna Lola trajo paraguas para refugiarse de la lluvia.

SERIES RELACIONADAS